30.11.07

When in doubt.... don't

Ora sí, el semestre is OVER oficialmente, considerando que hoy es/fue la ceremonia de graduación.

Los últimos días fueron bastante surrealistas por varias razones que no pretendo comentar aquí porque me da harta weba (si usted es muy muy muy muy chismoso solicite un comunicado de prensa y si se juntan 487 peticiones les enviaré un documento con detalles jugosos de todo todo todo todo lo que pasó las últimas 2 semanas incluyendo la trágica escena de "oiga se me olvidó mi cartera, pero puedo lavar platos, se lo juro! yo sé que tengo manos de princesa pero en serio si puedo quitarle el cochambre a las cazuelas")

Lo que si comentaré es mi experiencia como profe de multimedia *clears throat*

Todo comenzó una tarde de verano cuando estaba yo en Mty en un curso -interesantísimo- y recibí un correo de "te latería dar clases de multimedia en prepa?". En un principio no estaba muy segura porque pues la última vez que "di clases" tenía como 45 años menos y fue a niños de primaria. Sin embargo W dijo "ándale, no le saques" y pues en parte por la experiencia, en parte por los pesitos extra pa la quincena y en parte para justificar en un futuro el "oiga señor Tec, me apoya con una master?" pues acepté, no sin cierto temor y nerviosismo; porque pus si ok si le muevo a eso de la multimedia pero así como el inglés y el español I KNOW SHIT de nombres y ese comando lo encuentras en el menú tal 4 filas a la derecha.

Lo bueno es que me gustan los retos y mi reto fue "aprender" a usar macromedia studio 8 de forma más convencional. Fue difícil por varias razones pero creo que lo logré, me sentí especialmente orgullosa de mi cuando vimos fireworks (que no sabía usar por cierto) y nunca mencioné que es el hijo bastardo wannabe de photoshop e illustrator.

Lo mejor de dar clases es que constantemente descubres nuevas cosas y (re)aprendes otras. Para mi, creo que lo más interesante fue estructurar "mi conocimiento" para transmitirlo sin llegar al punto rígido de "presiona el menú, baja 3, sigue a la derecha y selecciona el comando..."; pero también fue muy difícil porque nunca recibí instrucción "formal" y por lo tanto ser lógico y no confundir es complicado (más tratándose de mi)

En ese sentido no diré que llegué al punto perfecto de alcanzar la mejor estructura sin la rigidez porque no lo hice... rigidez no hubo -mucha- pero una firme estructura? tampoco, pero hey fue mi primer curso.

Hasta cierto punto hice lo que quise con la materia en el sentido que no usé el material de la materia como debería, primero porque yo no lo hice y siempre me siento incómoda con algo que no conozco a fondo y en segundo lugar porque no estaba muy de acuerdo en la forma en que se suponía que tenía que dar la clase, empezando por el approach, los temas de prácticas y hasta el orden en que debía verse cada paquete.

Cambié todo, sin salirme del plan de la materia eso sí por lo que puedo decir (no sé si con orgullo o vergüenza) que el curso lo hice a mi imagen y semejanza; pero siempre con la idea de alcanzar mi objetivo personal: que los pequeños se interesaran por cuestiones de multimedia.

Buscando precisamente el interés de los alumnos fue que cree una cuenta en flickr, otra en youtube además de erigir un blog donde pretendía que los alumnos participaran más que yo, de hecho que ellos mismos construyeran TODO y así no existiera la barrera de "que weba me dan los proyectos de clase donde no tenemos ni voz ni voto"

Fui una ilusa romántica e idealista porque nunca llegué a considerar la posibilidad de que a la gente joven no le interesara mucho ninguna de las 3 cosas así que esa parte de mi proyecto no resultó tan magnifica idea como pensaba.

En una de las ironías más grandes de la vida descubrí que a pesar de que los alumnos pidan ser libres, no saben qué hacer con la libertad, tal vez porque la libertad implica una responsabilidad que no tienen mucho interés en cargar.

Por supuesto, como no soy una maldita jipi madafaka (ignoren la contradicción, gracias) no todo era hagan lo que quieran. No, no, hasta yo admito que deben existir ciertos lineamientos (si algo me dejó The Lord of the Flies fue eso, no quería un apocalypsis adolescentil) y guías pero que siempre se deben respetar las libertades básicas.

Otra ironía fue mi poco (ab)uso del powerpoint. Personalmente las clases llenas de diapositivas se me hacen lo más aburrido del mundo, especialmente las clases prácticas. Sin embargo asumí otra cosa: que la juventud de hoy (al menos en el tec) conoce el concepto de tomar notas.

La teoría no fue la mejor amiga de mis alumnos, pero los conceptos básicos permearon las capas superiores de la corteza cerebral y lo importante no era saberse de memoria cualquier cantidad de información algo confusa y no muy relevante a nivel prepa (hey tengo chorrocientosmil años como diseñadora y todavía me hago bolas con lo de la relación tamaño-real-tamaño-en-pixeles-resolución-quién-se-robó-mis-pixeles?)

Y de ahí proviene otra falla que es consecuencia de mi propia inhabilidad para administrar el tiempo y no clavarme en que todo sea perfecto antes de. Oh si, porque yo tenía grandes planes para hacer tutoriales en video, subirlos al blog, que sirvieran como guía de estudio para recordar las prácticas vistas en clase, etc., pero no llegué a tanto. Ahora me pregunto si la falta de estas guías (antes, cuando veían studio mx tenían un manual tipo libro de ejercicios) resulto en elevar el nivel de complejidad de la clase.

Sospecho que no, al menos no a un nivel alarmante porque todos mis estudiantes se defendieron bien durante los exámenes (que siempre fueron prácticos); pero aún así en ese aspecto creo que pude haber hecho so much more.

También hubo 2 puntos que me provocaron conflictos interiores constantes:

1) El sistema: empezando por respetar ciertas reglas como dejar tareas (que deberían ocupar x cantidad de horas a la semana), llenar los SSDs y demás aspectos burocráticos que no me agradan mucho y de los cuales en algunos casos demostraron ser inútiles (en mi experiencia y bajo mi perspectiva)

2) Autoridad moral: cuestión que me persigue desde que les daba clases a niños de tercero de primaria y es puramente proyección personal... soy HORRIBLE alumna, aunque he mejorado mi comportamiento en el salón (claro que nunca llegué a niveles como insultar, faltar al respeto o gritarle al maestro) la verdad es que soy de esas personas que no pueden estar quietas en el salón (o soy demasiado quieta if you know what I mean), que rara vez toma apuntes, que no le gusta hacer tareas y un largo etcétera. Entonces, cómo puedo yo pedirles a mis alumnos que se comporten y hagan la tarea siendo que yo no soy precisamente la alumna perfecta? Ni qué decir que la mitad del tiempo me sentía la hipócrita más grande del universo.

El primer punto lo resolví aceptando y respetando el sistema, y al hacerlo implícitamente defenderlo porque o te subes al barco o te vas en avión.

El segundo punto creo que nunca terminaré de superarlo, aunque alguien me dijo "no mames (no en esas palabras claro) ahora estás del otro lado y no puedes proyectarte en tus alumnos. No puedes permitir que hagan o deshagan nomás porque tu te sientes hipócrita, deja de ser ególatra"

Al momento de asumir la responsabilidad de dar clases, se asumen una serie de cosas no implícitas como esas porque a final de cuentas tu desempeño (o eso me gusta pensar) tiene verdaderas repecursiones en la formación del alumno no sólo académicamente sino en lo personal.

Por eso es que ahora el nivel de admiración y respeto que le tengo a los BUENOS profesores que conocí/conozco aumentó como 4000%

Dar clases no es fácil.

Es una labor ingrata pero no por ello menos enriquecedora.

Mi experiencia fue bittersweet al máximo, pero no me arrepiento de haber aceptado y agradezco enormemente la confianza que tuvieron para darme un grupo y dejarme hacer prácticamente todo lo que quise.

Gracias a ello me di cuenta que no tengo ni el corazón ni el hígado para dar clases, al menos no por el momento.

Me llevo la satisfacción de haber conocido a mis alumnos, todos diferentes, conocer qué les gusta, lo que no, los buenos momentos en clases, las veces que me hicieron reir y hasta los momentos en los que me daban ganas de ahorcarlos.

En definitiva una experiencia muy completa (y exhaustiva)

Por cierto, para aquellos que mueren por saber... mi alumna? se graduó, y antes de que me feliciten por buena onda, no... yo no la pasé.

4 comentarios:

Linuxman dijo...

Woooow, muy interesante...

Y con respecto a tu alumna, mientras no la hayan pasado pasandolas, creo que la lección que aprendió es que las lágrimas lo arreglan todo.

Wolken dijo...

Ps felicidades, muchas veces si no pruebas dar clases nunca sabes si seras buen ticher o no :), por lo menos ya sabes que no es lo tuyo *de momento*

:) Y ps ni modo nunca falta quien a base de lagrimas te ponga el 6.

eF dijo...

pues yo ya te dije lo que tendríamos que hacer pero dices que tu intención no era reprobarla, así que como quieras, de hecho no me acuerdo si hoy participó en la graduación, pero de veras sería el colmo que hubiera pasado toda orgullosa sabiendo que en realidad no se lo merece

pero en fin, sobre lo de ser maestra de preparatoria por lo menos ya puedes agregarlo a tu lista de profesiones multifuncionales jeje

pd. sigue en pie lo de ir a comer los de informatica cuando vaya uno de estos días (antes del 14 de dic.) verdad?

eM dijo...

Linuxman: pues no, ni pasándolas ni por $... la decisión tuvo que estar basada en razones fuertes (o eso quiero pensar) pero pues si saca de onda jeje finalmente la afectada no soy yo, así que a lo que sigue.

Wolken: si, yo creo que funciono mejor para cosas tipo taller y demás actividades de menos duración y con objetivos más específicos y claros, pero pues igual y en un futuro me animo a dar clases again.

Farito: pues si, yo creo que carne asada no porque pues ponerse de acuerdo con lo del cierre de semestre y vacaciones en cierne si esta café. Pero yo creo que al menos ir a comer (al Italianni's espero) es muy factible, nomás avisa que día vienes y yo paso la voz.